La dicha no es cosa alegre.

29/1/12

20/1/12

Rota Rusa Ruleta


Nuestras más vivas inquietudes nacen de la necesidad de entender, interpretar lo que nos rodea. La neutralidad, es imposible, solo los locos mas inmunes a la sanidad se atreven a incursionar tal fastidiosa senda. El astuto dice ya haberla transitado.

Somos tan solo un puñado de memorias, piezas de vida, pequeñas anécdotas, solo fragmentos de un viejo espejo roto. Fragmentos finos y afilados que caen como una ventisca de cristal, cortan el velo del olvido y de una manera cruda, casi sin quererlo, recrean sentimientos encadenados en un viejo baúl.

Todo sentimiento tiene una razón de ser, estar tristes nos da la posibilidad de apreciar la felicidad. Perderse solo tiene como finalidad encontrarse.  

Uno es tan solo un violento torbellino de ideas, un puñado de sentimientos perdidos entre rostros confusos, olores que no recordamos, sensaciones añoradas, sueños y esperanzas. Nuestros deseos proveen nuestra identidad.

Conocerse a uno mismo es un plan descabellado, al que ya pocos aspiran, muchos dicen conocerse para evitar el tedio de tener que ver más allá. 

Algún día, con suerte, abrirás tus ojos y encontrarás respuestas donde nunca las buscaste, dentro tuyo.
Aprenderás a pedir perdón, es más difícil que perdonar.